La Botijuela adamuceña

La botijuela es una fiesta popular que se festejaba en nuestros campos para celebrar la finalización de la recogida de la aceituna y antes de la llegada de la ansiada feria en abril.

La botijuela La botijuela

En esta jornada festiva, las personas que habían estado en el “tajo” recogiendo las aceitunas cantaban, bailaban, reían y “echaban el pañuelo” al dueño de la finca, festejo que aún se celebra en las fincas más tradiciones y en los “tajos“ de más arraigo adamuceño, pero que sin embargo se está perdiendo con el paso de los años. Por ese motivo, se ha querido revivir esta fiesta olivarera, con la participación de todo el pueblo y con la colaboración de la Cooperativa Ntra. Madre del Sol y la Denominación de Origen, que han ofrecido una degustación del Aceite de Oliva Virgen Extra con DOP Montoro-Adamuz de la recién finalizada campaña olivarera, así como la cata de aceites de las diferentes variedades de aceituna, además de la exposición y venta de nuestros aceites, para que los visitantes procedentes de otras comarcas puedan disfrutar de su consumo diario a lo largo del año.

La botijuela La botijuelaLa Botijuela adamuceña, con su desayuno molinero a primera hora de la mañana, talleres de artesanía en vivo con la elaboración de jabón y canastos de varetas de olivo, representaciones de tradiciones “echar el pañuelo”, “darse vallas”, “cancionero” “aparejar el mulo”, con su concurso gastronómico del “salmorejo adamuceño”, con sus cantaores flamenco e incluso con paseos en mulo, es la fiel muestra de la Cultura del Aceite arraigada en nuestro pueblo, con la que se ha querido promocional nuestros exquisitos aceites.

La botijuela La botijuela